Blog


Post

Profesiones emergentes en el ámbito de la formación en línea (eLearning)

e-learning
Compartir esta publicación en:

1. Introducción

De todas las modalidades de formación existentes, la llamada formación en línea, eFormación o eLearning es la que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años, y todos los indicadores apuntan hacia un incremento y mayor penetración de esta metodología en el conjunto de sistemas formativos, tanto reglados y oficiales como en la formación continua empresarial.

Dada la especificidad de los perfiles profesionales asociados al eLearning, así como la redefinición de algunos de los roles docentes tradicionales y la aparición de nuevos marcos de negocio para las empresas que pueden ofrecer servicios de apoyo a la formación, esta modalidad ofrece unas enormes perspectivas profesionales y laborales a colectivos bien diferentes, cuyos ámbitos abarcan desde la tecnología, la comunicación y la docencia hasta los profesionales del ámbito jurídico, consultoría, marketing, etc.

En las próximas líneas se desarrollan algunos de estos perfiles emergentes (o completamente nuevos y específicos del eLearning), agrupados en tres sectores: profesionales técnicos, docentes y empresariales.

2. El perfil del profesional técnico en el eLearning

La aplicación de la informática a los procesos de enseñanza y aprendizaje constituye uno de los hitos más rotundos de una Sociedad de la Información que quiere encaminarse hacia una Sociedad del Conocimiento. El uso y tipología del denominado software educativo han evolucionado a través de su historia, aportando cada vez más prestaciones y facilidades a los procesos educativos. Simuladores, tutores, hipermedia, multimedia, colaboración o rasgos de inteligencia han sido algunos de los atributos que han ido recibiendo las diferentes generaciones de software educativo, aunque quizás el más revolucionario en cuanto a sus posibilidades de aplicación ha sido la migración a la Web de este tipo de aplicaciones software (García, en prensa).

La potencia y posibilidades que ofrece la Web son tan amplias que prácticamente eclipsa o absorbe al resto de alternativas, destacando las plataformas tecnológicas que, mediante la metáfora del campus virtual, se convierten en las herramientas por excelencia para la gestión administrativa y de los contenidos propios de los cursos en línea, los cuales constituyen la forma más extendida y aceptada en la actualidad de lo que se conoce como eFormación o eLearning.

Las plataformas tecnológicas son un elemento muy importante de una propuesta de formación en línea, pero con el paso del tiempo y el avance natural hacia niveles de mayor madurez en este terreno, debemos considerar que éstas no son el fin último del eLearning (como se podría pensar si se estudia la forma en que se ha desarrollado e implantado la formación en línea en las empresas y organizaciones) sino un medio para conseguir el que debería ser el único objetivo del eLearning, el aprendizaje.

Con esto no queremos quitarle importancia al ingeniero informático dentro de este contexto, sino que éste debe compartirla con un equipo multidisciplinar, donde el mestizaje científico, e incluso empresarial, debe cuidarse y potenciarse al máximo (García, 2005) al objeto de conseguir los mejores medios para que se logre el aprendizaje a través de una cuidada interacción entre las partes, un flujo o secuenciación de contenidos adecuada, una adaptación del medio tecnológico al alumno y no al contrario, un avance hacia la movilidad en este tipo de soluciones, etc.

Los perfiles profesionales de orientación tecnológica relacionados con el eLearning son varios, dando solución a un conjunto variopinto de problemas que hace que sea un dominio de aplicación sumamente atractivo.

El perfil por excelencia puede ser el perfil de desarrollo o de ingeniero de software donde el desarrollo de plataformas, herramientas de autor, herramientas de soporte, etc. es un campo en pleno auge, en el que se requieren, además, importantes esfuerzos de investigación e innovación para obtener mejores productos que optimicen los procesos involucrados.

El perfil de administrador de sistemas es otro de los demandados en la puesta en explotación de una plataforma tecnológica. Los escenarios de despliegue de este tipo de soluciones pueden diferir conforme a la cantidad de potenciales usuarios que se nutren de la formación ofertada. Así pues, una correcta disposición y configuración de máquinas y software será vital para obtener un rendimiento adecuado y asegurar la continuada disponibilidad 24x7 de estos servicios.

El perfil de experto en seguridad podría verse como un subconjunto del perfil anterior, pero dependiendo del tamaño o del modelo de negocio de la organización sería interesante segregar los aspectos de seguridad en un rol diferenciado.

El perfil del ingeniero de la usabilidad y la accesibilidad debería aparecer como un avance en la madurez de los procesos de desarrollo y de los procesos de enseñanza/aprendizaje, buscando tanto que los actores se encuentren lo más cómodos posible ante este tipo de entornos, como el acceso a la formación (o al trabajo) para aquellos individuos que sufren algún tipo de discapacidad.

Por último, no se debería concluir este apartado sin mencionar a un colectivo que podría catalogar de forma transversal a todos los perfiles anteriores y que ha hecho mucho por la difusión y adopción de soluciones de eFormación por todo el mundo. Nos estamos refiriendo al colectivo del software libre, que a través de propuestas como Moodle (http://moodle.org) o dotLRN (http://dotlrn.org/), por citar un par de ejemplos, están consiguiendo que múltiples instituciones o docentes a nivel personal se atrevan a experimentar en este campo, con enorme éxito y repercusión para el sector.

3. El perfil del profesional docente en eLearning

La progresiva implantación de la tecnología en los canales de formación tradicionales, así como el desarrollo de nuevas modalidades que complementan a las ya existentes o incluso abren nuevas posibilidades de formación, hasta ahora inéditas, favorecen la aparición de nuevos perfiles profesionales y la readaptación de los roles a desempeñar por los perfiles hasta ahora conocidos. En concreto, la figura "docente” en eLearning sufre importantes modificaciones, y en parte está todavía por definir o, al menos, por consensuar.

No obstante, es evidente que uno de los ámbitos en los que la formación en red precisa de un mayor desarrollo es el de la capacitación para el ejercicio de la docencia; de hecho, en ocasiones se atribuye a esta modalidad defectos "nuevos” que en realidad son heredados de los viejos vicios inherentes a la profesión docente, tal como explicamos en este mismo espacio en un artículo anterior (Seoane & Lamamie, 2005). Por eso es importante definir muy bien cuáles son estas "nuevas” profesiones, cómo han de formarse, y cuáles habrán de ser sus competencias y atribuciones.

De todas las profesiones docentes relacionadas con el eLearning, la que sin duda destaca por su novedad es la del Tutor on-lineméntor, monitor, coach, etc. por utilizar sólo alguna de las denominaciones posibles. La diferente denominación recibida por estos profesionales depende no sólo de la falta de consenso sino de las distintas atribuciones o "roles” que éste puede realizar, de modo que podría afirmarse la existencia de varios "tipos” de tutor o, para ser más precisos, de diferentes "modalidades” en que puede ejercerse la tutoría: tutoría académico-disciplinar (Tutor), tutoría psicopedagógica y didáctica (Orientador) y tutoría personal (Méntor).

Pero, ¿qué es exactamente el Tutor on-lineEl tutor on-line es la figura docente y profesional que acompaña a un grupo de alumnos en una parte de su itinerario formativo, garantizando la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje en todas sus facetas, fomentando la consecución de los objetivos, adquisición de contenidos, competencias y destrezas previstas para la intervención formativa de la que es responsable, en un contexto de aprendizaje colaborativo y activo, y evaluando el grado de cumplimiento de esos objetivos, tanto por parte de los alumnos como de la propia iniciativa formativa (gestión de la calidad). Así pues, es el perfil docente por excelencia en eLearning.

Otra profesión docente fundamental en eLearning es la del desarrollador de contenidos. En el ámbito académico (fundamentalmente en la Universidad) se tiende a identificar docencia y producción científica en una misma figura profesional. En la formación en red no tiene por qué ser necesariamente así. La función docente en eLearning exige tanta dedicación y profesionalización y es tan específica que, aunque se requiere la preparación académica necesaria para ejercitarla, resulta más fácil separar la función docente de la investigación y el desarrollo de contenidos, aunque en ocasiones estos dos perfiles docentes (tutor y desarrollador) puedan coincidir en un mismo profesional, como roles diferentes que realiza el mismo individuo. Sin embargo, el desarrollo de contenidos académicos y científicos específicos para un contexto de formación en red es uno de los ámbitos profesionales emergentes entre los nuevos perfiles docentes.

Por último, cabe destacar la figura del Gestor académico de eLearning. Por encima de toda iniciativa de formación en red ha de existir un gestor que proyecte cualquier intervención en su conjunto, bien en solitario o en equipo. Esta figura no interviene de manera directa en el proceso de enseñanza-aprendizaje una vez iniciado, sin embargo es fundamental que, detrás de toda experiencia formativa, exista una planificación eficaz de todos los elementos que se implicarán en el proceso formativo. Además, en cuanto responsable de la iniciativa, el Gestor ha de coordinar todos los elementos que toman parte en el proceso, tanto para lograr el mayor éxito de la intervención como para evaluar y mejorar constantemente la calidad de las iniciativas de eLearning bajo su responsabilidad.

4. Los perfiles profesionales del eLearning en la empresa

A pesar de que la formación presencial sigue siendo mayoritaria en las empresas españolas, las metodologías on-line empiezan a imponerse en los planes de formación empresarial, ocupando un lugar cada vez mayor y siguiendo un proceso ascendente.

El eLearning irrumpe en nuestro mercado laboral como un campo profesional novedoso con unas características muy distintas a la enseñanza presencial. El proceso de diseño, desarrollo y evaluación de un curso de formación basado en eLearning requiere de la confluencia, colaboración y la participación de una variedad de profesionales, circunstancia que obliga a la creación de nuevas profesiones relacionadas con dicha área.

Los distintos proveedores de eLearning ofrecen en la actualidad una variada amplitud de productos y servicios que podemos identificar en cuatro bloques diferenciados (CECALE, 2003):

a) Infraestructura tecnológica: Comprende todo el equipamiento (servidores informáticos), aplicaciones (programas de gestión de eLearning, entornos de colaboración y cooperación, etc.) y las comunicaciones (infraestructura de telecomunicaciones), que permiten tener visible en Internet los entornos virtuales de aprendizaje (EVAs).

b) Contenidos: Desarrollan y ofrecen cursos interactivos con ciertos componentes multimedia y la documentación complementaria (textos, ejercicios prácticos, simulaciones, etc.) para unos objetivos concretos de aprendizaje.

c) Servicios eLearning: Suponen una externalización de parte del proceso de aprendizaje en Consultoras especializadas en ofrecer los contenidos adecuados al plan de formación con el soporte de tutorías (telemáticas, telefónicas y presenciales) y facilitando el servicio ASP (Application Service Provider) de infraestructuras para el proceso (gestores de formación, alumnos, tutores) de aprendizaje establecido.

d) Servicios Globales: Ofrecidos por grandes consultoras, incluyen desde el diseño de las estrategias eLearning hasta la venta e instalación de equipamientos y plataformas de gestión, con servicios y desarrollo de ciertos contenidos a medida, dando soporte técnico y pedagógico en todo el proceso.

Los servicios brindan a la empresa el mayor espectro de oportunidades para evolucionar, adaptar o basar sus modelos de negocio en el dominio del eLearning, haciendo de catalizador y envoltorio para el resto de los perfiles, tanto técnicos como docentes, mencionados en este artículo.

5. Conclusiones

De lo expuesto en este artículo se desprende un conjunto rico de perfiles profesionales que irrumpen en el mercado laboral y cuya demanda es cada vez más creciente: ingeniero de software, ingeniero de usabilidad, experto en contenidos, experto en metodología, diseñador de medios, diseñador web, administrador de sistemas, profesor-tutor, coordinador de actividades didácticas, gestor, etc.

Con todo esto se demuestra que la formación en línea es un sector emergente, con excelentes posibilidades para el desarrollo profesional de los actores involucrados, siempre que se orquesten adecuada y estratégicamente en un contexto multidisciplinar de gestión empresarial u organizacional, con un bonito y ambicioso reto por delante: revolucionar la Formación Continua ante el marco del Espacio Europeo de Educación Superior.