Blog


Post

Contingencia por COVID 19 y los cambios en la educación

Educación en pandemia
Compartir esta publicación en:

¿Qué cambios en la educación acelera el COVID-19 o coronavirus? Habitualmente hablamos de las ventajas educativas que aporta la formación e-learning (online, blended o teleformación), que no son pocas, pero no podemos olvidar otros muchos beneficios paralelos. Y es que, en contextos de pandemia como la que se vive en la actualidad con la propagación del COVID-19 se hace incluso más patente la necesidad de una respuesta online.


Teleformación para asegurar la normalidad en educación

Los que siguen el blog saben que damos mucha importancia al ahorro en los desplazamientos que permiten la formación e-learning. Siempre destacamos que se ahorra tiempo (que en algunos casos marca la diferencia entre asistir a clase o no poder hacerlo) o que permite una mayor conciliación. Pero también es una opción fundamental cuando se presenta una situación crítica como una baja laboral o una epidemia (o pandemia), en la que todas las recomendaciones pasan por recluirse en casa lo máximo posible. Como sucede con los puestos de trabajo, que muchos no se detienen gracias al esfuerzo de grandes y pequeñas compañías por implantar el teletrabajo, la educación tampoco debe verse afectada. Por muchas razones, pero entre ellas, la más importante es que no debe afectarse porque no es necesario: hay alternativas que pueden asegurar la continuidad de las clases. Como las clases online por videoconferencia.

Gracias a las aulas virtuales, el profesorado puede continuar impartiendo sus clases desde casa contando con todas las herramientas necesarias para que su clase online, no solo sea tan efectiva como las tradicionales presenciales, sino que sea capaz de ofrecer un extra: en contenido, en interactividad, en refuerzos, en feedback en tiempo real…


El virus que aceleró los cambios en el sistema educativo

La realidad del COVID-19, con el cierre de centros educativos siendo una de las primeras medidas que toman todas las naciones (llegando al confinamiento global para detener la propagación descontrolada), está acelerando un proceso de transformación digital que ha pasado de imparable, a totalmente necesario para evitar una disrupción en las rutinas.

La pandemia de coronavirus ha puesto a prueba la preparación de los centros para afrontar una crisis que requiere medidas online y a distancia. Muchos no estaban preparados, pero es importante repasar las razones para ofrecer al alumnado clases online, que van más allá de periodos de confinamiento:


Motivos para ofrecer clases online

  1. Mayor efectividad educativa.
     
  2. Refuerzos interactivos disponibles como complemento a las clases que permiten al alumno practicar las 24 horas y avanzar a su ritmo.
     
  3. Flexibilidad en los horarios.
     
  4. Se pueden impartir desde cualquier ubicación con una conexión a internet. Igualmente, los alumnos asisten cómodamente desde sus dispositivos (ordenadores, tabletas).
     
  5. Mayor aprovechamiento del tiempo de los profesores (un ejemplo es que evitan los desplazamientos hasta empresas).
     
  6. Feedback directo de su profesorado por parte del alumnado.
     
  7. Informes de seguimiento del alumnado en tiempo real.
     
  8. Permite que las franquicias compartan horarios y clases online (para aumentar la asistencia a las clases).
     
  9. Mejora la imagen de su centro al ofrecer soluciones tecnológicas que resuelven problemas reales.


Cambios en la educación: dar clase con videoconferencia

Nuestro software de videoconferencia para dar clases online es el único especializado en enseñanza de idiomas. Por este motivo, es una solución lista para usar por profesores y tutores de manera fácil e intuitiva, que cuenta con todo lo necesario para sus formaciones, desde completos informes a las herramientas más avanzadas para impartir clase.

Se integra en su propio portal web, al que sus alumnos acceden para iniciar sus clases, consultar sus contenidos y practicar el idioma con actividades adicionales, grupos de conversación o comunidades online, que mantienen el componente social necesario en el aprendizaje de idiomas.

Las aulas virtuales de CAE cuentan con pizarra virtual en la que proyectar sus materiales, así como repositorio de archivos. Aseguran una interactividad del 100 % entre profesorado y alumnado con vídeo, audio y chat, además de un sistema de notificaciones en tiempo real que permite al alumno comunicarse con el profesor en todo momento sin interrumpir la clase. Además, ofrecen a los centros un registro completo de la clase y completos informes de seguimiento.

Cuando esta tecnología se combina con el exclusivo Tutor Center las plataformas de Dexway y Verxact añaden a sus funciones la posibilidad de ofrecer horarios completamente flexibles. Desde el Tutor Center se añaden los perfiles de sus profesores (horarios, idiomas, precios por clase) y el sistema crea una parrilla única que combina todos los horarios y que permite la creación automática de las clases conforme los alumnos van reservando sus lecciones.