Blog


Post

¿Qué es la educación virtual? abordaje, ventajas y desventajas

Educación virtual
Compartir esta publicación en:

La enseñanza representa un reto a la hora de encontrar nuevas dinámicas y formas de transmitir nuestro conocimiento a otros, sobretodo en tiempos en que la información es casi que inmediata y nuestras dinámicas de socialización han cambiado.

La educación virtual es uno de los nuevos métodos de enseñanza en la actualidad y utiliza la tecnología para educar de forma remota, eliminando las barreras de la distancia y, por qué no, tiempo.

En esta página aprenderás más sobre esta forma de enseñar: qué es, qué implicaciones tiene en la actualidad y cuál es el papel del docente, entre otros.


¿Qué es la educación virtual?

También conocida como enseñanza en línea, hace referencia al desarrollo de la dinámica de enseñanza - aprendizaje que  es realizado de forma virtual. Es decir, existe un formato educativo en donde los docentes y estudiantes pueden interactuar diferente al  espacio presencial.


¿Cómo se aborda?

Se apoya en las TIC's (Tecnologías de la Información y la Comunicación), ya que hace uso de las herramientas que ofrece internet y nuevas tecnologías para proporcionar ambientes educativos adecuados y de alta calidad.

Es importante tener en cuenta que la educación virtual se relaciona con la educación a distancia, la cual nació a raíz de la necesidad de cobertura de calidad educativa a personas que, por distancia y tiempo, no pueden desplazarse hacia un centro de formación físico.

La educación virtual complementa a este tipo de modalidad académica, ya que mejora las dinámicas de formación de los estudiantes y le ofrece mayor apoyo a los docentes para el desarrollo y seguimiento académico de los alumnos a cargo.


Ventajas y desventajas de la educación virtual

Como todo tipo de formación, la educación en línea posee ciertas ventajas y desventajas a la hora de emplearse y según el criterio de quien la emplea como su ambiente de formación.


Ventajas
 

  1. Flexibilidad: Puedes estudiar donde quieras y como quieras, ya sea en tu casa o en un bar. Solo necesitas una computadora y conexión a Internet. También puedes cursar a tu ritmo, recorriendo todo el contenido desde el principio o siguiendo un ritmo pre-establecido.
     
  2. Facilidad de acceso: Puedes acceder al material de estudio desde tu computadora o desde tu móvil. En términos de accesibilidad, es una buena opción para personas con alguna discapacidad física (visual, auditiva, motriz).
     
  3. Amplio abanico de opciones: La oferta académica online te permite elegir entre cursos y certificados de las más variadas temáticas y de aplicación inmediata, muchos de los cuales aún no se encuentran disponibles en universidades o escuelas de negocios tradicionales.
  4. Mayor control del tiempo de estudio: Las clases online no están estructuradas en una carga horaria rígida, por lo que puedes visualizar el contenido en cualquier momento, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
     
  5. Entorno de aprendizaje más confortable: Más allá de poder estudiar en pijamas, cursar online implica no tener que trasladarte a un lugar para asistir a clases, lidiar con el tráfico, dejar a tus hijos al cuidado de otra persona o pedir permiso para salir antes del trabajo.
     
  6. Ahorro: Te permite evitar gastos derivados de cursar en un recinto académico tradicional, tales como transporte, guardería o niñera.
     
  7. Material de estudio más económico (y más actualizado): Estudiar online significa no sólo contar con bibliografía permanentemente actualizada, sino también reducir gastos relacionados a materiales de estudio impresos -y cuya vigencia del contenido es cada vez menor.
     
  8. Tecnología innovadora: En un aula virtual podrás encontrar foros de discusión, librerías y textos online, videos, calendarios y otros recursos que ayudan a mejorar tu experiencia de aprendizaje haciéndola más efectiva, ya que se adapta a la forma en que consumes información diariamente.
     
  9. Mejor calidad de enseñanza: Los cursos online están a cargo de expertos con experiencia profesional y/o académica en su campo, y las técnicas de enseñanza multimedia disponibles permiten adaptar la experiencia a alumnos con diferentes niveles y estilos de aprendizaje. Además, el contenido suele estar mejor estructurado que el de los cursos tradicionales.
     
  10. Oportunidad de interacción y networking: Las clases virtuales suelen ser menos intimidantes que las clases presenciales, lo cual ayuda a incrementar la participación (a través de foros, wikis, etc.) de aquellos estudiantes que son más tímidos o reservados. Esto contribuye a una experiencia más enriquecedora gracias al intercambio de ideas, donde los alumnos disponen de mayor tiempo para procesar la información que reciben, reflexionar sobre lo que quieren  decir y luego realizar un aporte. Así mismo, los profesores se vuelven más accesibles en el entorno online, con la posibilidad de interactuar con ellos por diferentes canales de comunicación.


Desventajas
 

  1. Requisitos tecnologicos: El estudiante debera tener conexion a internet y contar con un computador.
     
  2. Acompañamiento y concentración: Si eres una persona cuyo proceso de aprendizaje se facilita con el acompañamiento presencial y/o posee problemas de concentración, tal vez la educación en línea no sea tan funcional para ti.
     
  3. Certificación: Dado que la educación virtual no conoce barreras geográficas y podemos acceder a programas de formación internacionales, en muchos países y, según la legislación en este aspecto, hay fallas a la hora de validar los títulos obtenidos. 

Por ello, es importante que revises el tipo de validación educativa que tu país admite, para evitar futuros inconvenientes.

El aprendizaje en línea no elimina otros tipos de enseñanza, ni debería anularlos, pues debe integrarse a los múltiples estilos de aprendizaje que puede tener una persona.

De esta manera, se puede apuntar a un aprendizaje global, un aprendizaje en el que cada quien alcanza sus metas a su propio ritmo y forma de aprender.

La enseñanza en línea es hoy en día el estilo de educación más común y podemos hacer uso de este, para acercarnos a nuestros estudiantes y atender a sus necesidades.

No hay que cerrarse a esta posibilidad de aprender, al contrario, es importante conocer qué dinámicas se mueven allí para ofrecer o recibir conocimiento.